Reflexión final. 05-05-2015

Durante la clase de hoy, al ser nuestro último día, la profesora nos puso uno vídeos a partir de los cuales podemos sacar varias conclusiones y el objetivo final de la asignatura.

Estos vídeos nos transmiten que el principal objetivo de la asignatura de Organización de las Instituciones Educativas es que hemos de adaptarnos al alumno; es decir, da igual de qué clase sea, condición o problema tenga el estudiante, el centro ha de adaptarse a las necesidades del alumno.

Los cortos visualizados se titulan “Por cuatro esquinitas de nada”, “El cazo de Lorenzo” y “El viaje de María”. Cada uno de ellos aportan reflexiones de extremada relevancia.

En primer lugar, “Por cuatro esquinitas de nada” nos habla de un alumno, representado como un cuadradito, que no puede entrar en el colegio. Esto es debido a que la puerta del mismo es redonda. Intentan de todas las maneras cambiar a cuadradito pero no consiguen que se ajuste a las medidas de la puerta. Sin embargo, se dan cuenta de que no tienen que cambiarlo a él sino cambiar el propio colegio, por lo que remodelan la puerta y la hacen con forma de cuadrado, pudiendo así entrar todos los alumnos.

Con ello llegamos a la conclusión de que, una vez más, es el centro el que debe adaptarse a las necesidades del alumno y no el alumno el que debe adaptarse al centro.

En segundo lugar, “El cazo de Lorenzo” nos enseña que la figura del profesor es importante, sobre todo cuando hablamos de detectar discapacidades o problemas de aprendizaje y en cómo tratarlos. Hemos de ser conscientes de que alumnos que padecen ese tipo de discapacidades son alumnos con muchas capacidades e iguales que los demás.

Por último, “El viaje de María” nos habla de la enfermedad del autismo, cuya protagonista padece. Nos enseña la visión del mundo que tiene María, tan distinta a la que nosotros tenemos. Sin embargo, sigue siendo igual de valiosa que cualquier otro alumno.

Anuncios

Our Education System

Actualizándome en Instagram me topé con esta foto y me fue irresistible no compartirla en el blog. Quizá vaya más allá de la asignatura, pero doy por hecho que, al ser un tema que es de interés, no os produzca irrelevancia.

IMG_20150427_154718

Curiosa imagen en la que reflexionar y poner en duda nuestro sistema educativo, donde se nos dice que “si no eres capaz de superar nuestros requisitos eres un perdedor y fracasado sin futuro”.

Esta imagen posee una gran cantidad de perspectivas, pero me quedo con lo que compartió Ed Sheeran y apoyo que, encuentra aquello en lo que seas bueno y se el mejor; no te preocupes si eres malo en ciencias o matemáticas. Eres valioso, en el ámbito que sea.

¿Qué va más contigo?

Francesc de Carreras publicó, en el periódico El País, a finales de 2014 un texto acerca de Tres problemas de la Universidad*, como bien titula. ¿Expectativas?

En resumidas cuentas, el autor (profesor de derecho), nos cuenta –de forma crítica- la gran catástrofe que actualmente encontramos en la educación, tomando como prueba a los alumnos que se encuentran en grados superiores.

Siendo sinceros, en cierta parte estoy de acuerdo con la crítica que realiza. Es inconcebible que un adulto-joven, estudiante de universidad, no haya encontrado el gusto por la lectura y pongo la mano en el fuego a que, si en una clase de universidad, se preguntara por si alguno de ellos está, activamente, leyendo un libro sin obligación, menos de diez levantarían la mano. Quitemos al hipócrita y sólo quedan cinco. Esto es un hecho, y está pasando en todas las facultades. Dicho esto, ¿quién es el causante de que la lectura no se utilice como forma de diversión?

A su vez, la indiferencia de los estudiantes ante el conocimiento y la cultura del rechazo al esfuerzo, asumiendo que un cinco en un examen es una victoria quedándose en la parte superficial de un aprobado, sin llegar a ver que aprender no es eso, dan otra evidencia de problema en la educación. Una vez más, pregunto, ¿quién es el causante de esto?

Pequeños detalles que, con el paso del tiempo, van creciendo y aumentando considerablemente de tamaño e importancia.

Ahora bien, ¿es el profesorado el culpable de impulsar una generación indiferente? No puedo decir que lo sean directamente, pero sí han estimulado a que esto ocurra. Un maestro es una fuente de conocimiento para el alumno y hemos de saber acercar este conocimiento de la manera adecuada al estudiante, teniendo en cuenta en qué situación se encuentre.

Quizá muchos ya conozcan mi discurso, pero a mi siempre me han educado utilizando el método de memorización. No es malo, ya que al fin y al cabo, estoy en primero de carrera y me he sacado ESO y Bachillerato. No obstante, ¿eso es inteligencia? Siempre consideré que un aprobado me hacía lista pero ¿por qué ahora me doy cuenta de que la palabra aprobar no es sinónimo de aprender? Pues bien, siempre aceptaba este modelo de enseñanza –o quizá me era indiferente- hasta que me empezó a afectar. Con esto quiero decir que, mientras veía a mis amigos memorizar temas sin entender su contenido me pregunté “¿por qué ellos aprueban y yo no, que realmente lo entiendo?” La solución está en que mis profesores querían ver lo que estaba en el libro. Y aquí es donde encuentro el problema.

El autor argumenta su crítica en la sustitución de exámenes por sencillos trabajos escolares, entre otros. Pero ¿es verdaderamente ese el motivo por el cual los estudiantes no son lo suficientemente listos o es que su modelo de ver la enseñanza es diferente? ¿Mucho más tradicional, quizá?

Pues bien, la utilización de los exámenes como única forma adecuada de calificación evidencian esta tradicionalidad. A su vez, la importancia que aporta por las calificaciones de los alumnos también moldean este tipo de forma de ver la enseñanza.

Bajo mi perspectiva, el causante de este problema es la actitud que tienen los estudiantes por aprender. Considero primordial que el alumno tenga una actitud positiva ante el conocimiento y para ello hemos de generar esa motivación por aprender.

¿Qué va mas contigo?

* http://elpais.com/elpais/2014/12/15/opinion/1418646405_524512.html